SCREEN

Profile

Menu Style

Cpanel

Cabalgata a la Laguna Cejas

 

8 horas

 

Al salir del rancho, cruzamos el ayllu (oasis) de Sequitor en dirección al Sur y al salar de Atacama. Ese salar es el más grande de Chile, con una superficie que supera los 3 000 km². Bajo el salar se encuentran lagos ocultos por una gruesa costra de sal blanca igual a la nieve. Esta costra, en algunos lugares, se ha abierto para dejar aparecer a pequeñas lagunas que son hábitat favorito de aves acuáticas, en particular flamencos, patos y gaviotas andinas. La sal del salar proviene de la disolución de las sales del suelo por las aguas de lluvia, del deshielo y de ríos que son arrastrados hacia los salares. Luego las aguas se evaporan y las sales aportadas se van acumulando. 

Llegaremos hasta unas de esas lagunas, llamadas Cejas y ubicadas a unos 30 kilómetros de San Pedro y a una altura de 2 300 m. Las lagunas Cejas son de un intenso color turquesa con bordes cristalizados por la sal. Después de haber cruzado caminos de arenales y un paisaje completamente desértico, esas lagunas de color turquesas aparecen como milagros. Allá descansaremos un rato el tiempo de tomar una pequeña colación y bañarse según la temporada y su gusto. El agua tiene una concentración de 40% de sal, lo que es superior a la del mar muerto y les permite flotar literalmente, lo que produce una gran relajación.

 

Después de ese momento de descanso pasado al lado de las lagunas, regresaremos tranquilamente a caballo hasta el rancho.